Sopa de Mamá busca rememorar los sabores del hogar

El Chef Alexander López eleva a la popular sopa con diferentes preparaciones y la hace protagonista en su restaurante

Con una interesante propuesta, el chef Alexander López, busca darle a la sopa el lugar que se merece en la cocina. Renegada a entradas o primeros platos, en Sopa de Mamá ella es la absoluta protagonista.

Chupe de pollo, de camarones, minestrone, goulash, sopa de wonton, fosforera, pisca andina, la frita y la sopita de mamá, son algunas de las que se encuentran el menú, para reconfortar no solamente el paladar, sino el alma.

“La propuesta de Sopa de Mamá es como su nombre lo indica, esa sopa de mamá que siempre va con la intención de darte una sonrisa, de curarte, de levantarte los ánimos. Es toda esa tradición. Es la cocina donde consigues hacer con tres elementos un plato que todo el mundo alucina. Es cocinar desde lo honesto, lo sensible. Una receta que no lleve plástico, ni químicos, sino pura candela”, explica el chef Alexander López creador de este concepto.

López, quien es reconocido por su iniciativa Ligerito.com, señala que Sopa de Mamá nació en plena pandemia, primero como delivery, y ahora como restaurante, en el que la protagonista indiscutible es el caldo, sin tampoco dejar atrás otras preparaciones.

“Además de las sopas tenemos los cremosos, que son una línea de arroz que se hace con la técnica del risotto, sin tener arroz arbóreo y se pasa por una plancha caliente. Tenemos de lomito al vino, champiñones, tocineta y cebollín a la parrilla, chuleta con brócoli crocante, de mariscos eróticos, pollo frito y peperoncini;  y el que llamamos ‘Cremosin Re Explotadooo’ que tiene tocineta, pollo frito, chuleta, champiñones y lomito”.

Asimismo la carta ofrece también pimentones rellenos, hechos en la parrilla, con rellenos de pollo, chuleta o lomito, lo cual se saltea primero en la parrilla, luego van a leña y vienen servidos en una cama de arroz con cebollín a la parrilla. O una papa grande (llamada Papón), horneada, rellena de vegetales salteados, tocineta y crema blanca, acompañada de 20 alitas de pollo en tres cocciones distintas con salsa barbecue.

“Quería crear algo que no estuviera en el mercado. Además la sopa es mi plato preferido, y con ella hay mucha conexión emocional. Quería rememorar los sabores de comer en casa. Quería que el comensal al probarla dijera ‘sabe a mamá’, lo he logrado, y eso para mi es el pago del siglo”.

Sopa de Mamá también cuenta con postres en su carta, en su mayoría elaborados con chocolate, como el sugestivo “Sensaciones”.

Sopa de Mamá para enamorados

Pensando en esta fecha tan especial, del 11 al 15 de febrero, Sopa de Mamá ha ideado diversas actividades para el Día de los enamorados. El fin de semana que lo precede se realizará una clase dirigida de pintura en la terraza del local. También López adelantó que se presentará una obra de teatro dirigida para mujeres y basada en lo que al hombre le sucede día a día. Aseguró que tendrán todos los platos del menú a disposición de los clientes y horario extendido.

Acerca del chef Alexander López

Con 30 años en el mundo de la gastronomía. López se ha forjado un nombre en el negocio gastronómico del país. Comenzó haciendo comida por encargo y su gran oportunidad se dio cuando hizo el catering para un video de Ricardo Montaner. “La vida me cambió en ese momento”, confiesa.

Le sirvió a artistas de la talla de Phil Collins, Luis Miguel, Bon Jovi, Alejandro Sanz, Miguel Bosé, Los Pericos, Armando Manzanero, Joan Manuel Serrat, entre otros.

Creó el servicio de Ligerito.com, el cual duró 24 años, y es fundador de la Academia Gastronómica Ligerito.com. En ella ofrece una experiencia culinaria sensorial, creativa y de crecimiento personal. Se especializa en la formación gastronómica y terapéutica de minichefs.

“Son más de 700 minichefs, empresas y particulares que reciben nuestras formaciones al año, que más allá de mostrar la cocina como una pasión, le da herramientas a sus participantes para descubrir su pasión, su ikigai”.

Tiene dos récords Guinness en 2015 y 2016 por participar en la creación de la moneda de chocolate más grande del mundo, así como la cata más grande del mundo.

Realizó y organizó en 2019 el evento “Caracas se la come” con más de 85 expositores gastronómicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *